Martes 18 de Abril de 2017 21:42
Rate this item
(0 votes)

Gestan estatua para John John Molina

John John Molina, izquierda, acompañado de otro campeón mundial del pasado, Samuel 'El Torbellino'Serrano. Foto THE SPORT PRESS/Rey ColónUn movimiento para erigirle una estatua por su gran desempeño en el deporte de las narices chatas a John John Molina, el primer fajardeño en convertirse en campeón mundial en el boxeo profesional, está tomando auge en las redes sociales y se espera que el gobierno del alcalde Aníbal Meléndez, a su vez un gran deportista, se una al reclamo de la fanaticada del carismático púgil que representó a Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Angeles, Estados Unidos.


Molina, de 52 años, tuvo palmarés de 52-7-0 con 33 anestesiados y reinó como campeón de las 130 libras en la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en el 1989 así como en la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en el 1982 y 1992.


Además ganó el título ligero de la International Boxing Council (IBC) en el 1995 así como el Continental de Las Américas del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) también en la división de las 135 libras cerrando con el cinturón FECARBOX de las 130 libras del CMB en el 2000.


“Conozco del movimiento y le estoy bien agradecido a sus organizadores. Es una gestión bien bonita y sé que se han unido muchas personas de otros pueblos”, dijo Molina, quien toda la vida fue entrenado por el legendario José Ramón ‘747’Martínez, otro baluarte del boxeo aficionado y profesional ya fallecido.


Curiosamente, Félix ‘Tito’ Trinidad, criado en Cupey Alto y otro extraordinario campeón mundial, nació en Fajardo cuando a doña Irma García le dieron dolores de parto y fue llevada al hospital de dicho pueblo.


“Eso es así. Fajardo ha dado grandes atletas no solo en boxeo sino en otros deportes. Por eso me siento orgulloso de mi pueblo”, consignó.


Molina fue manejado por la compañía Main Events que presidió el recién fallecido Lou Duva, cuyo fuerte carácter con sus boxeadores se hizo latente muchas veces en la carrera del fajardeño.


John John nunca rehuyó un combate y sus derrotas –salvo la última en el 2001- fueron con peleadores de gran renombre como Lupe Suárez (1987), Tony López (1988-1990), Oscar de la Hoya (1995), Shane Mosley (1998) y Robert García (1999).


“Cuando peleé con De la Hoya, me enfogoné y renuncié al título de las 130 libras cuando vi que los Duva no hacían nada por mí para desligarme de ellos. Y subí al peso ligero a retar a Oscar. Con Mosley cuatro horas antes de la pelea estaba muy bien pero me comí unos fetuccini y me dieron unas diarreas y vomitera. Me quedé callado y peleé así. Me dio un golpe en la barriga y no pude más. Eso fue en el octavo asalto”, recordó.


Y con García –pelea que cubrí para El Vocero- no subió en condiciones óptimas debido a que mes y medio antes había sido operado del apéndice.


“Me habían operado un mes y 20 días antes. Si ven la pelea, nunca me senté entre asaltos para evitar el dolor. La única pelea que hice a 12 asaltos que no me senté. Fue por eso. Y perdí por decisión”, rememoró.


De paso, la decisión en favor de García, que subió con foja de 31-0, fue mucho más cerrada que la emitida por los jueces e incluso el padre del ahora exitoso entrenador, admitió que el veredicto pudo haber sido diferente.


Incluso, mientras Molina se fue a su habitación del MGM Grand, García, visiblemente magullado, y su grupo partieron hacia el hospital.


“Yo estaba de lo más bien. No sabía de ese dato”, finiquitó.

 

Last modified on Martes 18 de Abril de 2017 22:33
back to top